Reseña histórica

El nombre del pueblo puede proceder de MARWAN, nombre moro como muchos lugares del entorno.

Pertenece a la Comunidad de Villa y tierra de Segovia y dentro de ella al Sexmo de la Trinidad.

Era un lugar de ralengo y se hallaba bajo la jurisdicción religiosa de la Abadía de Parraces. Al ser una zona alejada de las principales vías de comunicación pudo ser una zona refugio.

En el siglo XI el rey Alfonso VI, encarga la repoblación del sur del Duero a su yerno Raimundo de Borgoña. En 1088 se repuebla Segovia. Los primeros repobladores proceden de Burgos, la Rioja, Vascongadas, León....

Marugán estaba bajo el mando de la Abadía de Parraces desde 1186 mas o menos, por lo tanto, casi toda su población estaría unida a los quehaceres que allí se realizaban a modo de obreros o jornaleros. Tenían que desplazarse a Párraces para asistir a bautizos, defunciones, trabajo......

Los primeros monjes de Parraces eran agustinos, llevaban una vida ejemplar, y eso contribuyo al engrandecimiento y fama de Parraces y su entorno.

En 1562 llegan a Párraces los jerónimos, estos monjes se dedican a instruir a las gentes que sobresalen de las de otros lugares. Es apartir de ahora cuando Marugán quiere independizarse y mantiene varios juicios con Parraces, como por el prado del Regajal.

La invasión Francesa en el siglo XIX perjudica a toda la zona de Párraces, como puede verse en las quejas de los vecinos a sus representantes.

En 1837, con la desamortización de Mendizábal se produce el final de la Abadía de Párraces, y la independencia de Marugán.

En 1947, Marugán compra al actual dueño de Parraces la granja de Bernuy.