Virgen del Pez

Virgen del Pez

Es una buena copia de la que Rafael Sanzio pintó hacia 1513 para el monasterio de San Doménico de Nápoles.

Se ignora cómo pudo llegar esta obra a la villa de Marugán, es muy posible que lo hiciera a través de la Abadía de Párraces, perteneciente al Monasterio del Escorial por cesión de Felipe II, y que ejercía jurisdicción sobre esta localidad.